Saltar al contenido
Home » Se expresó la Vicepresidenta: “Estoy viva por Dios y por la Virgen”

Se expresó la Vicepresidenta: “Estoy viva por Dios y por la Virgen”

Cristina Kirchner habló por primera vez tras el atentado que sufrió hace dos semanas. Lo hizo en el Senado, en una reunión curas villeros.

A tan solo dos semanas de que Fernando Sabag Montiel haya apuntado con una pistola a su cabeza, Cristina Fernández de Kirchner rompió el silencio. En el Senado, se reunió con Curas Villeros, Curas en Opción por los pobres y hermanas, religiosas y laicas, y brindó una conferencia de prensa.

La Vicepresidenta dijo en ese contexto que “estoy viva por Dios y la Virgen”. Y agregó que “lo más grave no es lo que me pudo haber pasado a mí, lo más grave fue haber roto un acuerdo social que había desde 1983”. Contó a la vez, que pensó en ir a la misa de Luján, pero no lo hizo por el operativo de seguridad.

banner Madryn

Continuó: “Yo siento que la recuperación de la democracia no fue solo volver a votar, yo entiendo que recuperar la democracia fue recuperar la vida y la racionalidad de que podamos discutir política, erradicando la violencia y la verdad que lo que pasó el otro día fue algo más. Fue una ruptura de eso que tenemos que volver a reconstruir urgentemente”.

“Esa pasión que tenemos para que la gente vuelva a comer o tener trabajo no lo vamos a lograr únicamente los que pensamos de una manera. Cuando yo me junté con Melconian, esta es la gracia, la gracia no está en juntarse con los que piensan igual, sino con los que piensan distinto y ver si en economía, al menos, podemos tener un acuerdo mínimo”, añadió CFK.

A la vez que remarcó que “todos hablan de la inflación, el problema de la inflación es porque no tenemos moneda, algo de lo que yo vengo hablando de la economía bimonetaria. Hay que ponerse de acuerdo mínimamente en eso para volver a reconstruir”.

“Siempre hubo grupos, no mayoritarios, pequeños pero de gran poder que quieren suprimir, eliminar al que piensa diferente”, sentenció. Y cerró: “Fueron los militantes los que aprendieron a quien me había intentado matar, no fue la Policía. No solo lo detuvieron, impidieron que -fracasado el primer disparo- intentó montar otra vez el arma y se lo impidieron. Pero no hicieron justicia por propia mano, ni lo lincharon, nada. Hicieron lo que corresponde hacer a ciudadanos democráticos y cristianos. Lo entregaron a la Policía, a la ley. Y de verdad que yo no creo que haya que sancionar ninguna ley especial, las que ya están vigentes alcanzan y sobran. Hay poner mucha institucionalidad para reconstruir”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.