Saltar al contenido
Home » Maximiliano Ferraro se opuso al nombramiento de Rodolfo Barra

Maximiliano Ferraro se opuso al nombramiento de Rodolfo Barra

Javier Milei lo eligió para que sea el próximo Procurador del Tesoro. Había tenido vínculos con el nazismo, por los que se mostró arrepentido y pidió disculpas.

Rodolfo Barra fue elegido por Javier Milei para que sea el próximo procurador del Tesoro de la Nación. Apenas se conoció la noticia, salieron a la luz sus vínculos pasados con el nazismo. También que había pedido disculpas y se había mostrado arrepentido. Más allá de esto, Maximiliano Ferraro fue muy duro y se opuso a su designación.

El presidente de la Coalición Cívica dijo que Barra “es la remake de un fariseo y escriba ilustrado al servicio del poder”. Luego de esa introducción, enumeró distintos ítems y se preguntó si “también se habrá arrepentido”.

banner Madryn

Los distintos puntos que marcó Ferraro:

-“Integrar la ignominiosa mayoría automática de la Corte menemista de los 90. (Muchos de sus miembros fueron destituidos por juicio político)”.

-“Ser mentor de la Ley Mordaza, un proyecto que buscaba callar al periodismo con el aumento de las penas por calumnias e injurias”.

-“Intentar prohibir la publicación de las declaraciones juradas de bienes de los funcionarios”.

-“Su labor y accionar en la Convención Constituyente del 94 donde se opuso a la incorporación de los tratados internacionales de Derechos Humanos, intentó limitar el derecho a la libertad de expresión y quiso restringir los derechos de usuarios y consumidores”.

-“El estancamiento de las causas AMIA y Embajada cuando era Ministro de Justicia”.

-“Diseñar junto a Jorge Rodríguez, ex Jefe de Gabinete, toda la estrategia y artilugios legales para que los aeropuertos sean privatizados por decreto y sin Ley del Congreso, violando las resoluciones de 1ª y 2ª instancia judicial. El caso llegó a la Corte y la mayoría automática actuó en consecuencia”.

-“Ser coautor del ‘dictamen paralelo’ que habilitó autorizar un fraudulento pago millonario ordenado por María Julia Alsogaray para la empresa Meller que imprimía las guías telefónicas. La empresa reclamaba tardíamente una rendición de cuentas a la Empresa Nacional de Telecomunicaciones –en liquidación– a resultas de la cual la liquidadora Alsogaray dictó la resolución 146/96, que le reconoció un crédito por $ 28.942.839 (la cifra habría ascendido en 2003 a $ 400 millones en bonos post devaluación mas intereses) en concepto de publicidad publicada en las guías telefónicas de los años 1988, 1989 y 1990”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *